la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 28 de febrero de 2017

Ecuador. 1ª de Ambato: Juan Bautista y Guillermo Albán triunfadores.



Juan Bautista triunfó en primera de feria con
3 orejas; Guillermo Albán 2.

Manolo Espinosa “El Ciclón”
Con temporal húmedo y frío, se inició la primera corrida de la feria “Nuestra Señora de la Merced” en Ambato con algo más de media entrada; público que se convocó al anuncio de la actuación del francés Juan Bautista Jalaver, el ecuatoriano Guillermo Albán que repetía este año, y una joven promesa, el torero que ha dado mucho que decir en la temporada anterior y en las plazas más importantes del viejo continente, el hispano Ginés Marín nuevo en esta plaza.

Se corrieron toros de Vistahermosa y Mirafuente de los hermanos Salazar, que en general dieron buen juego, especialmente cuarto y quinto, porque el primero siendo bueno, le faltó un puntito de transmisión; los otros se dejaron torear y no se cortaron más trofeos porque los diestros no estuvieron acertados con la espada.

El primer alternante Juan Bautista Jalavert, torero galo que llegaba a Ambato precedido de sendos triunfos, pues venía realizando una campaña importante en la península encumbrádolo a planos estelares; se llevó el mejor lote: “Judío” de Vistahermosa y “Geniecillo” de Mirafuente.

Desde el inicio al primer astado, lo recibió con verónicas primorosas, lentas y armoniosas, rematadas con una media espectacular de manos bajas. El toro tenía poca fuerza y le faltó transmisión para que la faena con muleta tuviera mayor vistosidad y peso, no obstante la labor del francés, fue espectacular. Ejecutó el toreo fundamental por ambos lados, con muleta planchada y mucho temple. Derechazos con la bamba de la muleta tersa en varias series en las que el diestro se recreaba, destacándose le lentitud y el desmayo, dejando al descubierto una dimensión distinta de la que conocíamos. Entusiasmó al soberano que se relamía en cada pase de larga duración en este toreo de salón. Continúo por naturales de buen corte para luego adornarse y entrar a matar con senda estocada, recibiendo como premio dos orejas.

En el segundo antagonista que tuvo calidad, el coleta se destapó en el saludo capotero con una serie larga de verónicas rematadas con una belmontina. En el último tercio volvió a entusiasmar al público toreando con rodilla en tierra, ejecutando con tanta suavidad y belleza. Series de derechazos y naturales espléndidos, sobre todo con la izquierda en que Juan Bautista se embriago enjaretándole sendos pases de pintura. Lo cierto es que esa tarde estuvo grandioso, fenomenal como nunca, entrando a matar y consiguiendo un espadazo de colocación defectuosa, lo que siendo faena de dos orejas bien ganadas, recibió solo una, de todas maneras se constituía en el virtual triunfador de la tarde.

Nuestro compatriota Guillermo Albán salió decido a triunfar; le correspondió un lote con “Jalador” de Vistahermosa y “Geniecillo” de Mirafuente. Su primero sin ser malo colaboró con el torero. Lo recibió con capotazos elegantes, rematando con la media de rigor, se adornó por gaoneras y revolera Con la muleta se empleo e hizo todo lo que pudo por agradar, sin embargo sus intentos no calaron profundo en los tendidos; claro que el ecuatoriano estuvo por sobre el toro. Entró a matar, recibiendo el primer recado de la presidencia y la vuelta al ruedo a la voluntad empleada que no la cumplió.

El segundo toro de mejor nota, fue aprovechado por Albán al máximo, tanto con capa como con muleta a pesar de que a momentos se frenaba quedándose en las pantorillas del torero. Desde que desplegó el capote con ese saludo de verónicas lentas y rematadas con una media regustándose, daba la pauta de que se traía algo importante y fue así, porque con la muleta impactó en varias series con la derecha, ejecutadas con quietud en los medios; nuevas tandas tirando muy bien del toro, más adornos que subyugaron a la asamblea. Se lo vio con ganas y poniéndole casta al asunto, tratando de sacarse la “espinita” del año anterior, entrando a matar a la perfección y consiguiendo cortar dos sendas orejas.

El hispano Ginés Marín cargó con el lote “Esmerado” de Vistahermosa y “Gacela” de Mirafuente que no permitieron un triunfo redondo a este gran torero que tanto al primero como al segundo astado les dio la lidia que pedían. En sus dos toros estuvo bien con la capa rematando magistralmente con la media verónica de manos bajas, igual con la muleta demostró destellos de su calidad con derechazos y naturales, adornos por manoletinas pero no fue suficiente para convencer al respetable, entrando a matar de buena forma, recibiendo silencio al final de su intervención.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Ambato, Ecuador. Primera de feria.

Toros de Vistahermosa, correctos de presencia para la plaza. Pitados segundo y tercero en el arrastre.

Juan Bautista: dos orejas y oreja.

Guillermo Albán: ovación y dos orejas.

Ginés Marín: palmas y palmas.