la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 11 de julio de 2017

EL RECUERDO DE VÍCTOR BARRIO Antolín Castro


Víctor Barrio sigue vivo en el recuerdo de todos los aficionados

Los cimientos del toreo se removieron con su sangre derramada, como también lo hicieron los de la mala sangre de quienes ignoran la autenticidad, la verdad, de la Fiesta. Todo en conjunto hizo que una corriente de fuerza diera credibilidad a la exposición en los ruedos y que, tanto profesionales como aficionados, nos reencontráramos con la esencia del rito taurino.


EL RECUERDO DE VÍCTOR BARRIO

Cuando me pongo a escribir, en ese compromiso semanal que mantengo con mis lectores, revolotean en mi cabeza la muerte de un torero, pero también la de un cantor. El 9 de julio les une. 

En la cercanía Víctor Barrio, quien el pasado año ofreció su vida en la plaza de toros de Teruel, y lo hizo en aras de mantener viva la llama del toreo, que no es otra que saber que la vida y la muerte se dan cita cada tarde en las plazas de toros.

Víctor Barrio estaba empezando, como quien dice, su carrera. Por fin se veía anunciado en algunos carteles de feria. Su nuevo apoderamiento le había permitido entrar en ese cartel de la feria del Ángel en Teruel, junto a Curro Díaz y Morenito de Aranda. Sin duda, un cartel cercano a lo que siempre soñó. Pero el Ángel de Teruel le tenía reservado un papel mucho más protagonista en la historia del toreo, mucho más allá del que representa ser una figura. Sería ya una leyenda.

Los cimientos del toreo se removieron con su sangre derramada, como también lo hicieron los de la mala sangre de quienes ignoran la autenticidad, la verdad, de la Fiesta. Todo en conjunto hizo que una corriente de fuerza diera credibilidad a la exposición en los ruedos y que, tanto profesionales como aficionados, nos reencontráramos con la esencia del rito taurino.

Víctor Barrio fue ‘sustituido’ en su homenaje en la corrida de este año por la máxima figura del toreo más reciente, Enrique Ponce, completaron la terna sus compañeros del pasado año, Curro Díaz y Morenito de Aranda. Precisamente, esa inclusión del torero valenciano, da por validado aquél cartel como la gran terna que el torero segoviano merecía.

Un homenaje calado de gran emotividad tuvo lugar al realizarse el paseíllo de este sábado pasado en Teruel y guardarse un minuto de silencio después mientras una voz femenina dedicaba un cante a la memoria de Víctor Barrio. El torero segoviano vive ahora para siempre en la memoria de todos.

Como decía, la misma fecha, pero de 2011, el cantautor argentino, Facundo Cabral, dejaba de cantar, pero él no fue con la suerte de serlo por los pitones purificadores de un toro, si no por las balas asesinas de unos sicarios. Su voz se apagó aunque siempre quedará su música. 

Aquél que dijo ‘no soy de aquí ni soy de allá…’ se unió con Víctor para dejarnos claro que los artistas nunca mueren, su obra –‘Programa Víctor Barrio', que su esposa Raquel Sanz ha puesto en marcha- deja viva su memoria para siempre. 

‘Vivimos para morir, morimos para vivir’.