la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 3 de julio de 2017

"Iglesias, en realidad" / por Rafael Comino Delgado

Don Pablo Iglesias hace bueno a Leviatán, príncipe del Infierno.

En sus mítines suele aparecer un cartel con la inscripción: "Votar comunismo es votar Democracia". Pero hombre Sr. Iglesias, si el comunismo prácticamente siempre ha conseguido el poder por la fuerza de las armas no por los votos. En algún caso han logrado engañar a la sociedad, y cuando han tenido el gobierno han aplicado una férrea dictadura. Votar comunismo, Sr. Iglesias, es votar miseria, votar falta de libertad, votar muerte. 


"Iglesias, en realidad"

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
Ha tenido lugar, en el Parlamento español, un acto de homenaje a la Democracia, al conmemorarse los 40 años de las primeras elecciones democráticas y, como era de esperar, Podemos, es decir, don Pablo Iglesias, ha querido dar la nota, "montar el pollo" (como le gusta decir), desairar al Rey y dar lecciones de Democracia, cosa que hace habitualmente, aunque es anti-demócrata.

No han saludado al Rey, el bigardo Sr. Cañamero llevaba una camiseta con el letrero, ya conocido, de que no ha había votado a ningún Rey (tampoco ha trabajado nunca y vive como un Rey), no le han aplaudido tras su discurso, cuando don Felipe VI está ejerciendo su cargo de forma impecable (pero ya se sabe que para ellos, "cuanto peor mejor"), etc.

En definitiva como siempre procuran hacer, y en esto son muy constantes, todo lo posible para desestabilizar nuestro sistema de convivencia, para acabar con la Democracia e implantar una dictadura tipo soviético (gracias a Dios ya desaparecida), o tipo Maduro.

Es paradójico que don Pablo Iglesias, diga tantas veces que en España no hay verdadera Democracia, cuando cada vez que pronuncia esta palabra la ensucia porque él no es demócrata.

¡Señor Iglesias Vd. no es demócrata! es dictador en esencia y en potencia, es enemigo de la libertad de la persona, es enemigo de los derechos humanos, por mucho que los exija, es un misántropo.

Cada vez engaña a menos gente, cada vez se va descubriendo más, y la mayoría de los españoles sabemos que don Pablo Iglesias es un chequista, le gustaría que ahora hubiera checas en toda España para poder torturar y asesinar a los que no piensen como ellos. Esa ha sido y será siempre su ilusión. 

Don Pablo tiene las mismas ideas que tenían Lenin, Stalin, Hitler, Fidel Castro y tantos otros dictadores de la Historia. Todos estos que he citado fueron criminales porque asesinaron a miles, a millones de seres humanos por no pensar como ellos, y don Pablo Iglesias es exactamente igual.

En sus mítines suele aparecer un cartel con la inscripción: "Votar comunismo es votar Democracia". Pero hombre Sr. Iglesias, si el comunismo prácticamente siempre ha conseguido el poder por la fuerza de las armas no por los votos. En algún caso han logrado engañar a la sociedad, y cuando han tenido el gobierno han aplicado una férrea dictadura. Votar comunismo, Sr. Iglesias, es votar miseria, votar falta de libertad, votar muerte. Hoy en día toda persona inteligente sabe que, el comunismo es la ilusión de los que pretenden vivir a costa de los demás.

En declaraciones tras el acto, dijo que la Democracia española todavía tiene algunas importantes lagunas que solventar. Efectivamente, nuestra Democracia tiene defectos, pero no son los señalados por el Sr. Iglesias. El principal defecto que tiene nuestra Democracia es permitir que individuos como él estén libres y cobrando un sueldo del erario público. Mientras don Pablo exista y viva libremente, en nuestro país no tendremos verdadera Democracia y la que haya estará amenazada.

El sabio chino Confucio pensaba que, "el ser humano es bueno por naturaleza y también libre, pero cuando se aparta de esa bondad le invade la infelicidad". Pues el Sr. Iglesias hace mucho tiempo (debió ser desde muy niño por el nivel alcanzado) que se apartó de la bondad y abrazó la maldad, la vileza, el odio, el rencor y el deseo irresistible de destruir a todo el que no piense como él. Solo hay que observarle cuando habla para darse cuenta de que su mente es un manantial inagotable de odio. 

La última evidencia de la bajeza moral infinita de Podemos ha sido abstenerse, por orden de Iglesias, en la propuesta para poner el nombre de Ignacio Echevarría , "el héroe del monopatín", a una calle de Alicante, porque dicen, "no está demostrado que fuera en monopatín". La mayor letrina del mundo, el mayor y más pestilente basurero del mundo sería un jardín de rosas y de ambrosía comparados con el corazón de Iglesias, entendiendo por corazón (como en la Biblia), el centro que rige todo el ser (los aspectos intelectivo, volitivo y emocional).

Don Pablo Iglesias hace bueno a Leviatán, príncipe del Infierno. 

Si alguien tiene duda de lo que digo, si alguien cree que exagero, busque en las redes sociales y escuche un audio del Sr. Iglesias, donde se recoge un discurso que pronunció en una escuela de Segovia y alguien lo grabó a escondidas. Solo recojo algunas frases: 
  • "El parlamento (se refiere al español) es un parlamento burgués de mierda"; 
  • "Yo voy a las instituciones a liarla, a montar el pollo"; 
  • "Para gobernar tenemos que tener mayoría absoluta; No se puede pactar para gobernar"; 
  • "La clave del poder está en la calle, en nuestras pelotas"; 
  • "Hay que vivir ocupando"; 
  • "Convertir vuestra propia vida en una experiencia revolucionaria"; 
  • "La Guardia civil es una Institución burguesa"; 
  • "A mí me gusta mucho ese estilo. El épico momento masculino de choque contra los antidisturbios"; 
  • "Nosotros hacemos política masculina con cojones"; 
  • "Tenemos que estar preparados para coger las armas";
  • "¿Sabéis hacer cocteles Molotov?";
  • "Los de izquierdas de verdad llevamos casco y escudo, y estamos en primera línea de las manifestaciones"; 
  • "El servicio de orden está para defenderse de un ataque fascista y de la Guardia Civil". 

Este es el verdadero Iglesias. Este es el real. Recuérdese, además, cuando dijo que, "el Himno Nacional es una cutre pachanga fachosa", recuérdese que nunca ha condenado abiertamente el terrorismo de ETA ni del Daesh. Y yo les digo, ¡nunca condenará un terrorismo de izquierdas, ni contra los valores de occidente, jamás lo hará! Va contra su propio ser.

Incita a convertirse en un revolucionario, pero no sabe que, como dijo el filosofo Nicolás Gómez Dávila, que de esto sabía algo, "el comestible de la revolución es la estupidez", y añadía, "un revolucionario es un hombre al que da miedo robar solo". Efectivamente Iglesias, entre otras cosas, es un cobarde para todo, es un trastornado psíquicamente, probablemente de origen genético, como podían serlo Hitler o Stalin, al que ha dado por ir contra todo lo decente. Diciendo y haciendo estas machadas es como se siente persona, se siente grande. 

Por tanto y siguiendo a Confucio, el líder de Podemos debe ser extremadamente infeliz dada la inmensa maldad que atesora. 

Y más infeliz sería si supiera que jamás llegará a gobernar España (los españoles ya no son tan tontos como él cree), aunque estando ahí don Pedro Sánchez cualquier desgracia, por grande que sea, puede ocurrir.