la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 15 de julio de 2017

Rafaelillo, épica Puerta Grande en Pamplona / Por Pepe Castillo Abreu

Rafaelillo, Triunfador y Puerta Grande ante los Miura 
en la última de la Feria del Toro.


Javier Castaño, oreja y ovación. Rubén Pinar, silencio y oreja.
Rafaelillo, épica Puerta Grande en Pamplona

Pepe Castillo Abreu / Toros Noticias Murcia
PAMPLONA (Navarra). Viernes, 14 Julio 2017. Última de la Feria de San Fermín.
Rafaelillo sorteó a su primer Miura de la tarde con la disposición, oficio y entrega habitual. El murciano ha estado muy por encima de su oponente al que saludó rodillas en tierra con larga cambiada y farol muy ajustado. Se castigó en el caballo y el toro sangró abundantemente. La faena estuvo condicionada por la falta de fuerzas del astado con un Rafaelillo que tuvo que echar mano de oficio para exprimir lo poco que tenia su oponente. Por el pitón izquierdo, el más potable, hizo lo más destacado ante este Miura de escasa calidad, sin transmisión, que perdía las manos, pero que tuvo su picante revolviéndose con cierto peligro. La faena no pudo tomar vuelo pero el fulminante estoconazo propició se pidiera una oreja que el palco concedió.

Rafaelillo en el 4º, Nevadito por nombre, el de más romana de la feria, 660 kg.,
faena que recordó el pasaje biblico de ”David contra Goliath”, a diferencia de que aquí Rafaelillo lleva por honda y piedra trapo y espada, y que la piedra se lanzaba a distancia, y en este reto hay que fajarse en durísimo cara a cara, y tirarse a cuerpo limpio contra dos puñales, a matar o morir. Recibo vibrante con este auténtico tren que engañó de salida para sacar después un peligro que encogía corazones y helaba la sangre. Ya le destrozó el chaleco en el capote en colada muy peligrosa por el pitón derecho. Se midió el castigo en varas y tan solo se señaló el 2º puyazo. Bien en banderillas Pascual Mellinas y José Morá, quién se la jugó en el 2º par. Rafaelillo estuvo épico en la muleta, la faena fue un constante e intenso pulso de titanes. El toro fue desarrollando mucho sentido, medía con precisión, y en trasteo final de una faena de infarto le echó mano, lo empaló lanzando a Rafaelillo con violencia al cielo de Pamplona, espeluznante cogida y tremendo el impacto contra la arena. Saltó al ruedo como un rayo su gran amigo Ferrera para auxiliarle; tras coger aire el murciano, despojado de la chaquetilla, volvió a la cara del mastodontico Miura. Tras pinchazo cobro soberbia estocada en lo alto, premio de oreja que abre la puerta grande más merecida de esta Feria del Toro 2017

Javier Castaño ha pechado con un toro que tampoco ofrecía mayores lucimientos, aunque ha tenido algo de más clase que su primero. Faena de escaso brillo en un toro con las complicaciones de su encaste, la despaciosa estocada desprendida, rodando el toro sin puntilla, se ha premiado con una oreja. Castaño en el 5º salió con ganas de redondear la tarde. El toro no fue fácil y echo mano Castaño de efectismos en la muleta sacando una silla donde recordó alardes de otras épocas, y con un Miura. Tuvo pasajes de interés para la faena tuvo intermitencias. Falló con la espada teniendo que usar el descabello. La voluntad y esfuerzo se premiaron con palmas.

Rubén Pinar ha tenido mucho mérito estar delante, como lo ha estado, ante un tercer Miura de pésimas y peligrosas condiciones, de embestida descompuesta soltando la cara y dando tornillazos, se revolvía con saña muy orientado. Firmeza y valor seco de Pinar que se escapó de milagro en la salida de un pase de pecho, golpeándole en el rostro con la pala del pitón. A la tercera cobró estocada entera en la suerte natural, en el segundo intento de milagro se escapó porque el pitón derecho le apuntó al cuello. De haber acertado con la espada habría paseado una muy merecida oreja. Silencio. 
El 6º fue un toro que tampoco tuvo clase ni condiciones para triunfo, siendo el que más se dejó, con menos complicaciones, pero aunque el que había que estar muy despierto. Pinar estuvo firme y ha podido dar algunos muletazos de mérito ante un toro que fue a menos y que en el que al final de la faena el jaleo de las peñas con ”ola” incluida no favorecían demasiado. Estocada entera defectuosa pero efectiva, fuerte petición de oreja que paseó el manchego.

FICHA: 
Toros de Miura, duros, complicados, con romana, que desarrollaron peligro, el que más el 4º, se dejó el 6º. 
RAFAELILLO: oreja y oreja. JAVIER CASTAÑO, oreja y ovación con saludos. RUBÉN PINAR: silencio y oreja. ENTRADA: Lleno de no hay billetes.